Hay que ser rápido y disponer de un buen juego de piernas para esquivar a los competidores más fuertes. El rival más débil tiene que ser el más listo si quiere tener alguna posibilidad.
Por eso, en ALTEREGO vamos a planificar una estrategia de comunicación diferencial diseñada a medida, para que pueda tener una oportunidad frente a la competencia más dura.