La mejor manera de defenderse se consigue marcando el territorio. Para construir una marca fuerte se necesita un espacio propio, delimitar una parcela en el mercado que nadie más pueda ocupar.
ALTEREGO le proporciona las herramientas necesarias para poder cimentar un muro de comunicación lo suficientemente sólido como para que sea impenetrable para los competidores.